Ferias y Mercados

Imprimir

Los más concurridos mercados que se celebraban en lugares de Cabrera, muy recordados todavía por las gentes de esta tierra eran los de Villar del Monte y Valdavido, en la Cabrera Alta; Quintanilla y Robledo en la Cabrera baja.
En Villar del Monte se hacía una feria el día de Nuestra Señora de Guadalupe - domingo siguiente al de Pascua de Resurrección- y en ella se vendía y compraba de todo. Y en Valdavido en la festividad de San Blas, el día 3 de febrero, se celebraba el mercado del lino.
Fueron muy nombrados los mercados de Quintanilla de Losada -los sábados. desde el comienzo de primavera hasta San Pedro-. Venían aquí gentes de Cabrera Alta,Sanabria, Galicia y de otros lugares. Principalmente era un mercado de ganado vacuno, pero se vendían variedad de cosas. Y en Robledo de Losada se compraban los curines, cerdos pequeños, en la feria de San Martín (11 de noviembre) y aún se recuerda el sabroso escabeche de tino que se compraba en esta feria.
Otros mercados famosos eran los de Puente de Domingo Flórez sobre todo el del 4 de septiembre. Allí iban hasta de Cabrera Alta a vender los jatos. Un recuerdo de estos mercados nos dejó un vecino de Pombriego en las páginas de la revista cabreiresa Serano:
"Siguiendo una tradición que ya se pierde en el tiempo todos los días 4 y l9 de cada mes se celebran las ferias del Puente, con el típico sabor de estos encuentros que para unos son fiesta, para otros, los más, dura jornada de trabajo, y para todos volver a verse y tomar unos vasos.Ya por la mañana es frecuente ver hombres y mujeres que caminan por diversas carreteras que confluyen en el Puente, llevando vacas y alguna caballería. Se van juntando en las cercanías del río y pronto comienzan los corrillos, el intercambio de ofertas y demandas, unos ensalzando las cualidades del animal, otros viendo solo los defectos. Después de muchas idas y venidas, de aparentes 'no querer saber nada', se suele llegar a un acuerdo que, dada la experiencia, tanto del comprador como del vendedor, suele aproximarse a lo que realmente vale el bicho."

Y cómo no mencionar los mercados y ferias de ganado de Ponferrada, o en Castrocontrigo el día de San Antonio, 17 de enero.
A los mercados de Lucillo acudían los cabreireses a vender ganado y cambiar jamones por tocino. Iban desde Corporales por el camino del Palo, en el Teleno. A mediados del pasado siglo nos describe Pascual Madoz los mercados de este lugar. que se celebraban "el primero y tercer lunes de cada mes, en que se venden géneros de algodón nacionales y estranjeros, pañuelería y tejidos de seda por tenderos ambulantes, y por uno que hay establecido, que espende además aceite, arroz, bacalao y otros artículos de consumo; de esto último se presentan de los lugares de Maragatería varios vendedores, como también escabecheros; del Vierzo traen frutas, de Astorga y algunas veces de La Bañeza, pan, y de Giménez alfarería; también se espende lino, linaza, manteca de vaca y ganado vacuno".
Y fuera ya de la provincia de León las gentes de Cabrera frecuentaban los mercados y ferias de Mombuey y El Puente de Sanabria, en tierras zamoranas. En Mombuey había mercado los lunes de cada semana y feria anual en noviembre. Los cabreireses compraban mulas para recría, las subían a la Sierra y luego las llevaban a vender a León, a la feria de San Andrés. También al mercado de Mombuey, vecinos de Manzaneda y Quintanilla de Yuso, a mediados del siglo XVIII llevaban lienzos tejidos en telares de Cabrera, según el Catastro del Marqués de la Ensenada.
A los mercados de El Puente de Sanabria, los lunes, llevaban a vender generalmente ganado vacuno y cabrío. Iban por Santa Eulalia a Trefacio y de aquí a El Puente de Sanabria, o seguían el camino de La Baña a San Ciprián y continuaban a El Puente.
Las ferias y mercados, además de ser una oportunidad para comprar y vender o un espacio y un tiempo para negociar, eran una real y hermosa posibilidad de encuentro, de hacer amigos, de oír noticias y de transmitir saberes.

 

Copyright 2012. QualityJoomlaTemplates. Ayuntamiento de Encinedo