El Museo

Imprimir

El museo evoca la vida tradicional de la Cabrera, configurada por una cultura rural y campesina, ya milenaria, y también por su economía basada en los cultivos del centeno y el lino.
Con ese enfoque, despliega sus elementos de forma precisa y ordenada: herramientas, instrumentos y utensilios relacionados con los cultivos, la arquitectura, los oficios, así como la organización popular plasmada en ordenanzas y reglamentaciones. Finalmente, se apunta el aspecto festivo en músicas y danzas.

01.jpg (13162 bytes)

El recorrido va punteado por una banda sonora que reproduce canciones, sonidos y rumores de la vida del campo y la música de las danzas tradicionales.
El conjunto se distribuye en dos pequeñas salas:
- La primera y más grande se abre con una síntesis histórica y geográfica expuesta en paneles con fotos y mapas: es la Cabrera al final del Antiguo Régimen, cuando era una gobernación dependiente del marquesado de Villafranca, dividida en tres partidos llamados Cabrera, Losada y Rivera, y al comienzo de la moderna distribución provincial y municipal de mediados del 19. Se recogen aquí los antiguos caminos, las ferias y mercados y hasta un apunte sobre la educación escolar infantil.
La sala destaca uno de los dos cultivos esenciales: el centeno, con su ciclo de producción, las herramientas, la era y el molino. Unos pocos apoyos documentales constituyen como breves fugas a un pasado remoto: tres capiteles románicos y una pintura del siglo XV. Siguen 17 dibujos a lápiz en una muestra completa de la arquitectura tradicional. A continuación, están las referencias a los oficios de herrería y carpintería, el pastoreo, las huertas y los frutales. Varios paneles exponen normativas sobre el trabajo comunal.
Finalmente, está el aspecto festivo que suponían la música y las danzas. El recorrido termina con un panel que alude a la presencia ya en la Biblia y en la cultura greco-latina de esta cultura campesina y sus cultivos y oficios.
- La segunda sala se dedica toda al otro cultivo básico: el lino y su despliegue desde la semilla al paño más elaborado. Se exponen todas las herramientas y utensilios y se destaca un viejo telar. No falta una alusión al sentimiento religioso tradicional, representada en un paño de ofrendas y un farol para acompañar el viático a los enfermos.
Es de destacar al comienzo del recorrido un panel que reproduce un texto sobre el lino escrito en un bello castellano del siglo XVI.
Con excepción de las fotos, todos los elementos proceden de dentro de la Cabrera y han sido donados por sus dueños o autores (en el caso de los 17 dibujos de Pilar Ortega) para su exposición permanente en el museo.

Copyright 2012. QualityJoomlaTemplates. Ayuntamiento de Encinedo