La Cabrera

Imprimir


Las dos zonas de la Cabrera presentan un paisaje y clima diferente.
11.jpg (14128 bytes) La Alta es un valle abierto y el clima más bien frío. Sus pueblos están situados, unos, en las faldas de la montaña y otros, en las riberas del río. En Truchas, en lo alto de una colina presidiendo todo el valle. están las ruinas de un torreón del antiguo castillo, tipo fortaleza, que ya aparece citado en documentos del siglo XII, y que los del lugar denominan Castillo de los Condes de Peñarramiro.
La Cabrera Baja, de clima más templado, presenta un paisaje abrupto y montañoso, con profundos valles donde el monte parece dominarlo todo. Si seguimos el curso del río Cabrera, bordeado de chopos y alisos, encontramos en los pueblos de La Baña, Quintanilla de Losada y Robledo de Losada, amplios valles con extensa vega y abundante vegetación. En las afueras de Robledo de Losada nos sorprenden los palomares, a modo de pequeñas torres circulares con sus paredes encaladas y la cubierta de pizarra a un agua.
Después de Robledo, entre frondosos árboles y abundante agua, se encuentra el pueblo de Nogar. Y a a partir de aquí, al acercarse el río a las montañas que separan las dos Cabreras y a los montes Aquilianos, el paisaje se vuelve muy agreste, con hondos precipicios, y las orillas del río tan escarpadas que los pueblos tienen que remontarse a las laderas del monte; así, por ejemplo, Saceda y otros pueblos del Ayuntamiento de Castrillo. Desde Santalavilla a Pombriego el paisaje se suaviza y se ven otra vez amplias y fértiles vegas.

13.jpg (10949 bytes)Por los montes de Cabrera se conservan las huellas de la época romana en los "carriles" o canales que se hicieron para conducir el agua desde esta comarca hasta las explotaciones auríferas de Las Médulas, Ayuntamiento de Carucedo, en el Bierzo.
En la Edad Media, el monasterio berciano de San Pedro de Montes fue un centro de atracción espiritual para los hombres de Cabrera, En la documentación del Tumbo Viejo de San Pedro de Montes se hallan muchas donaciones de los siglos X al XII, especialmente de viñas y linares, hechas por los vecinos de Odollo. Nogar, Encinedo, Corporales, Truchas, etc. Entre estas donaciones, es de destacar la que hicieron los vecinos de Corporales, a principios del siglo XII, de la iglesia del pueblo a la abadía berciana. Y el abad de San Pedro de Montes, a mediados de ese mismo siglo, concedió fueros a los habitantes de la villa de Noceda.

Las dos
fuentes de ingresos de la modesta economía cabreiresa han sido la agricultura y la ganadería. La patata y el centeno, los productos principales. También las nueces, castañas, algo de alubias, viñedo y fruta, en zonas de la parte baja. Los huertos de hortalizas, pequeñas cortinas cercanas a la casa, daban lo necesario para el consumo familiar.
Actualmente las explotaciones de pizarra en varios lugares de Cabrera, especialmente en la Cabrera Baja. van transformando el paisaje de estos hermosos valles.

Copyright 2012. QualityJoomlaTemplates. Ayuntamiento de Encinedo